martes, 2 de septiembre de 2014

LOS AJDAM: PARIAS DEL PARAÍSO

En barrios de cinturón de ciudades de Yemen como Taiz, Sana, Adén, Abyan o Lahij, viven quizá unas 3.500.000 personas (en las estimaciones oficiales del gobierno yemení no son más de 500.000) que permanecen en el último escalón de la sociedad. Son los Ajdam (Al-Akhdam), plural de Khadem que significa "siervo" o "barrendero". Son Al-Muhamasheen (marginados), considerados impuros, intocables, parias.
Su situación es probablemente un recuerdo de la división en castas establecida por los imanes zaidíes chiítas, cuyo régimen se inició en 897 por al-Hadi ila´l-Haqq Yahya y persistió hasta la revolución republicana de 1962. Una leyenda local asegura que su origen y su condición se remontan a la época de las invasiones axumitas etíopes a Yemen de los reyes Gadarat (200-230) y Kaleb (520-525). Habrían quedado como descendientes degradados de los soldados e inmigrantes etíopes establecidos en las ciudades del sur de Arabia. Despreciados por los gobernantes nativos semitas por su color de piel quedaron relegados al fondo de la escala social.
Sin embargo algunos investigadores sospechan que los Ajdam pueden ser mucho más antiguos. Estudios antropológicos y genéticos (Lehmann, 1954; Tobias, 1974) sugieren que estarían emparentados con poblaciones veddoides y paleomelanesoides, no con etíopes o sudaneses. En efecto la alta incidencia de la drepanocitosis o SCA (anemia de células falciformes) es coincidente con las proporciones de incidencia del mismo rasgo genético en poblaciones veddoides. Pero además se ha hecho notar que los rasgos físicos se aproximan a los de los negritos sudasiáticos y grupos australoides. Podrían ser restos de la Gran Migración Costera que ingresó en Yemen hace 60.000 años. En aquella época los humanos que huían de la desertificación en Etiopía debieron creer que los fértiles valles del sur de Arabia eran una especie de Edén o Paraíso. Muchos permanecieron en aquellas regiones, sin sospechar que terminarían siendo parias en su propia tierra.

Foto: http://news.xinhuanet.com/english/photo/2012-12/03/132014392_11n.jpg; http://www.dictall.com/dictall/newsInfo.jsp?id=48041

Foto: http://www.hlrn.org/img/news/akhdam%20kids.bmp; http://hic-mena.org/news.php?id=pG1lag==#.VAYsqZAg-Uk: Yemen’s Untouchable Class: The Akhdam  15 June 2010

  

sábado, 19 de abril de 2014

SEMANG: RECUERDOS DEL PASADO

Los malayos los llamaron orang asli, los originarios, junto a otros pueblos que ya estaban en aquellas tierras asiáticas desde épocas remotas. Hoy en día se cree que, realmente, los semang son restos de la primera migración de Homo sapiens que llegaron a Asia tras el cruce del mar Rojo por sus ancestros. Podrían ser los herederos de las culturas paleolíticas anyathiense y tampaniense de Birmania , y la fingnoniana de Siam (culturas de choppers) , o de las culturas joaviniense y bacsoniense del último período glacial (que introdujeron el hacha corta de doble filo pulimentado, los instrumentos de hueso y nácar y una primitiva cerámica).
Genéticamente pertenecen al gran Haplogrupo mitocondrial M (especialmente M 21a y M13b), y solo aparecen relacionados con algunos tipos de la India y Nepal. Forman parte también del Haplogrupo patrilineal D, al igual que los andamaneses y grupos de la India y Asia Oriental, por lo que presentan la mutación YAP+ (polimorfismo de único evento en la secuencia Alu del Cromosoma-Y) y la SNP (polimorfismo de nucleótido simple) M168.
Los semang no solo mantiene características genéticas únicas, sino que constituyen un grupo idiomático-dialectal. Normalmente mantiene intercambios matrimoniales entre los distintos grupos emparentados, pero también lo hacen con los senoi Temiar y algunos grupos Jakun. Los subgrupos semang son los siguientes: Jahai (del noreste de Perak y oeste de Kelantan, Malasia), Lanoh (del centro-norte de Perak, Malasia), Kintak (límite Perak-Kedah, Malasia), Mendrik (sureste de Kelantan, Malasia), Batek (sur de Kelantan y noreste de Pahang, Malasia), Kensiuw (noreste de Kedah y Perak, Malasia; Yala, Tailandia) y Mani (Tran, Phatthalung y Satun, Tailandia). En total suman unos 3.807 individuos, 3.507 en Malasia y 300 en Thailandia.
Otro aspecto interesante de los semang es su persistencia en mantener un estilo de vida paleolítico, basado en la vida nómade y en una economía apropiativa (si bien han integrado la cría de animales). Su organización es muy descentralizada: forman bandas de unos 20 o 30 individuos, formadas por unas seis familias patriarcales. De todos modos las diferencias entre hombres y mujeres están muy atenuadas, pudiendo éstas participar en la toma de decisiones e incluso ejercer formas de liderazgo o jefatura. Su sistema de convivencia es pacífico, haciéndose uso muy raramente de la violencia para resolver conflictos.
Es posible que los semang sean un resto de pueblos "negritos" que pudieron haber tenido una distribución mucho más amplia que la actual en el sudeste asiático. En efecto existen tradiciones sobre la presencia de personas con características similares en crónicas birmanas, tailandesas e incluso chinas. Las crónicas chinas relatan la forma en que fue sometido un pueblo que vivía en cuevas en Danyang, Jiangdong, llamado Shanyue. Este pueblo se había mantenido independiente durante la Dinastía Han (206 a.C- 220 d.C.) pero los reyes del reino de Wu (222-280) iniciaron la sistemática conquista de Jiandong a partir de su fundador Sun Quang (182-252). Ante la resistencia de los nativos el general Ling Tong (189-217) optó por una estrategia de atracción basada en recompensas. De ese modo logró enrolar a miles de shanyue en los ejércitos Wu. Su sucesor Zhuge Ke (203-253) completó su obra obligándolos a rendirse por hambre al impedirles saquear los arrozales. Luego de estos sucesos la población shanyue comenzó a disminuir hasta ser integrada dentro de la etnia han dominante durante la Dinastía Song (960-1279).
El wuxia (relato heroico o romance) Kunlun Nu ("El esclavo negro") del poeta chino (Dinastía Tang) Pei Xing (825-880) cuenta una historia ambientada durante el reinado del emperador Daizong (766-780) sobre un héroe llamado Cui y su esclavo negro Mo Le (el cual posee poderes sobrenaturales), quienes rescatan una doncella obligada a entrar en el harén de un dignatario real. Crónicas de la época Tang hablan de negritos en las tierras de Funan y Annam (Camboya y Burma).
Por otro lado entre los saisiyat de Taiwán se recuerda en una fiesta llamada Pas-ta'ai, una tribu de pequeña gente negra desaparecida hace poco más de un siglo. También entre los ainu de Japón existe una tradición sobre una pequeña gente llamada Koropokkuru o Koro-pok-guru (literalmente "gente debajo de la Mantecona"); nombre que se deriva aparentemente de la costumbre de ese pueblo de hacer viviendas con hojas de la Mantecona (Petasites sp.).
Se ha detectado la presencia de un importante componente melanesoide en todo el Sudeste Asiático, lo que implica que estos elementos fueron incorporados por las poblaciones mongoloides posteriores. Entre los Porr o Chong de la frontera camboyana-tailandesa, entre los Ho-Nhi de Tonkín, entre los habitantes de Hainan, entre los isleños de Pulo Condore (Vietnam) y entre las tribus mayo, cuci y ruo de las montañas Quang Binh (Vietnam), la presencia de rasgos físicos similares a los de los semang han sido detectados por varios investigadores.


Lu Bi (1982). Comentario de motivos de las Actas de los Tres Reinos. 中華書局. ISBN 7-101-01019-9 . 中华书局. ISBN 7-101-01019-9 .  
Liang Zhangju; Liang Zhangju; ed. ed. Yang Yaokun (2000). Circunstantial Evidence on the Records of the Three Kingdoms . Yang Yaokun (2000). Evidencia circunstancial en los Registros de los Tres Reinos. 中華書局. ISBN 7-211-03490-4 . 中华书局. ISBN 7-211-03490-4 .  
Chen Shou (2002). San Guo Zhi . Chen Shou (2002). San Guo Zhi. Yue Lu Shu She. ISBN 7-80665-198-5 . Yue Lu Shu She. ISBN 7-80665-198-5 .
http://www.revistadelauniversidad.unam.mx/ojs_rum/files/journals/1/articles/9439/public/9439-14837-1-PB.pdf
Mapa: http://www.forumbiodiversity.com/showthread.php/38017-The-Semang-of-Malaysia; http://i48.tinypic.com/1hp4io.jpg
Imagen: Kensiu of semang people (http://atlantablackstar.com/2014/03/06/black-striking-images-various-types-black-people-around-world/4/; http://atlantablackstar.com/2014/03/06/black-striking-images-various-types-black-people-around-world/4/#jp-carousel-170418).
http://kwekudee-tripdownmemorylane.blogspot.com/2012/10/semang-people-one-of-african-natives-of.html
El Negrito de Tailandia, por Thonghom, esitado y ampliado por George Weber (http://web.archive.org/web/20130520173144/http://www.andaman.org/BOOK/chapter36/text36.htm).
Orang Asli Population Statistics. Center for Orang Asli Concerns.

lunes, 14 de abril de 2014

LOS ANDAMANESES

Estudios genéticos en las poblaciones de nativos de las islas Andamán han identificado tipos endémicos de ADN mitocondrial M31a y M32a, lo que confirma el aislamiento genético de tales poblaciones. Ese aislamiento podría elevarse a entre 50 y 70.000 años, lo que convertiría a los andamaneses en un resto de la primera migración de humanos modernos a Asia desde su cuna primitiva en África. Se supone que llegaron a las islas durante el último período glacial, que se extendió desde 45 hasta unos 10.000 años, con un pico máximo hace 24.000 años. Durante gran parte de ese período las islas estuvieron unidas a Birmania, por lo que no les resultó difícil a los primeros pobladores establecerse allí. Al subir el nivel de las aguas con el deshielo permanecieron en las islas.
También se encuentra presente en los nativos andamaneses el subclado D*, perteneciente al haplogrupo patrilineal D. Este subclado aparece significativamente entre algunos nativos de la India nororiental mientras que en frecuencias muy bajas aparece en todo Extremo Oriente. Por otro lado el haplogrupo D está presente en los negritos y los primeros pobladores del Asia Oriental (sobre todo en los ainus). A su vez el subclado M31a del haplogrupo matrilineal M aparece entre los onge y jarawa de Andamán así como entre los lodha de la India Oriental. El M31b se halla entre los rajbanshi de India Oriental y el M31c aparece en nativos de Nepal. El M32b se encuentra entre algunos indígenas malgaches.
Lamentablemente los nativos se encuentran en franco peligro de extinción, resistiendo un puñado de ellos a la absorción dentro de la cultura nacional hindi. Entre los más reacios a perder su identidad están los nativos del grupo lingüístico andamanés del sur: los Önge (96 hablantes monolingües en 1997) y los Jarawa (200 hablantes monolingües en 1997). En tanto del misterioso pueblo sentinelés, cuya lengua no ha podido ser relacionada con ninguna de las conocidas, tan solo persisten unos 50 hablantes. De los nativos del grupo lingüístico Gran Andamanés solamente quedan unos 36 hablantes bilingües del grupo Aka-jeru, perteneciente al subgrupo del norte. En 2010 murió la última hablante del idioma Aka-Bo, y también última representante de esa etnia: una anciana de 85 años llamada Boa. Los grupos Aka-Kora y Aka-Cari se encuentran extintos. Los jangil de la isla Ruthland fueron exterminados en 1920. Todas las lenguas del grupo Gran Andamanés central están en calidad de muertas: Aka-Bea, Aka-Bale, Aka-Kede, Aka-Kol, Oko-Juwoi y A-Pucikwar. Se estima que no más de 56 gran andamaneses hablantes de hindi (junto al puñado de bilingües Jeru) existen en las islas.
Los grupos andamaneses persisten en las islas Andamán del Sur, Andamán del Medio, Pequeño Andamán y Sentinel del Norte. Se desplazan en pequeños grupos de 40-50 personas en áreas selváticas protegidas (reservas). En el caso de los sentineleses se mantienen en casi total aislamiento en la isla Sentinel del Norte, atacando a todos los extranjeros que se acercan. De hecho no permitieron ninguna ayuda durante el tsunami de 2004, a pesar de lo cual sobrevivieron admirablemente a la calamidad.
Los nativos andamaneses están emparentados con otros grupos del sudeste asiático comúnmente denominados "negritos" o negritos oceánicos", como los semang de Malasia y los aeta de Filipinas. También se considera que ciertas tribus adivasi ("los originarios") arrinconadas en zonas montañosas del sur de la India, en los estados de Karnataka, Tamil Nadu y Kerala, presentan rasgos físicos similares a los de los andamaneses aunque mezclados con otras poblaciones. Se trata de los irula,, kadar y panyan sobre todo, aunque aparecen rasgos negritos en algunos lhoda, tamiles, toda y otros grupos regionales. De hecho se ha señalado que una parte de la población de la India presenta rasgos pertenecientes  a estas primitivas etnias.

Imágenes:
http://pablorpalenzuela.files.wordpress.com/2008/01/sentineli-beach.jpg
http://pablorpalenzuela.files.wordpress.com/2008/01/senti1.jpg
http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/c/c2/Andamanese_comparative_distribution.png
http://nabaizaleoknabai.files.wordpress.com/2010/03/lengua-bo.jpg
http://www.escapeintolife.com/wp-content/uploads/2010/09/andaman_jarawa_women_510306.jpg
http://images.lightstalkers.org/images/923624/Jarawa_04_large.jpg




sábado, 25 de enero de 2014

LA LEYENDA DEL HUMANZEE

En la mitología popular abundan historias en las que los grandes monos antropoides y los humanos establecen relaciones en las que, ocasionalmente, se producen intercambios "amorosos". Sin ir más lejos podemos recurrir a ejemplos cinematográficos: la saga "El Planeta de los Simios" o "King Kong". En "De bono religiosi status et variorum animatium tropología", escrito por el cardenal benedictino Pedro Damián (1007-1072), se hace un relato cuya fuente sería el propio papa Alejandro II (1061-1073). En ella se cuenta que el Conde Gulielmus tenía un mono que terminó siendo amante de su esposa. La situación tan peculiar llevó a un enfrentamiento en el que el mono terminó matando al Conde. Lo más extraño de esto es que se atribuye al simio la paternidad de un híbrido llamado Maimo, hijo de la condesa.
Es creencia bastante extendida entre los pueblos africanos que de los encuentros sexuales entre humanos y chimpancés puede producirse un híbrido: el humanzee.
Precisamente uno de los casos más espectaculares que suelen citarse es el de Oliver. Este peculiar "chimpancé" habría sido capturado en el Congo en los años '70. Exhibía una serie de características inusuales: caminaba erguido sobre sus dos piernas todo el tiempo, podía sentarse en sillas al modo humano, tenía orejas puntiagudas, hocico menos pronunciado, poca pilosidad, cráneo redondo y más pequeño de lo habitual en los de su especie, mentón parecido al de los humanos. Su inteligencia y capacidad de aprendizaje era superior a lo normal. Pero además manifestaba atracción por las mujeres humanas: Janet Berger, la esposa del primer dueño de Oliver, aseguraba ser constantemente acosada por el simio. De hecho Oliver era rechazado por los de su especie, tal vez por su aspecto peculiar y su olor bastante distinto al de los chimpancés. Aparentemente la conducta extraña de Oliver hizo que su primer dueño lo vendiera a un abogado de Nueva York llamado Michael Molineroy en 1976. Finalmente terminó su periplo confinado siete años en un laboratorio de experimentación animal del cual fue retirado en 1996 con visibles muestras de atrofia muscular. Terminó sus días en el hogar de retiro de chimpancés Primarily Primates de Texas.
A Oliver se le realizaron varias pruebas genéticas. Inicialmente se habría descubierto la presencia de 47 cromosomas en su ADN, uno más que los humanos y uno menos que los chimpancés. Esta evidencia apoyaba la teoría de la hibridación o la de la mutación. Sin embargo una serie de pruebas posteriores realizadas en la Universidad de Chicago establecieron que, genéticamente, Oliver era un chimpancé común. No obstante no se podía descartar la posibilidad de que se tratara de una nueva especie. Posteriores análisis de su ADN mitocondrial detectaron una mutación en el mismo. Sin embargo se pudo establecer que sus padres eran chimpancés.
Aun el caso de Oliver sigue siendo fuente de controversias, ya que no se pudo explicar satisfactoriamente su tendencia natural al bipedismo permanente.
Recientemente, un trabajo científico del Broad Institute, a cargo del profesor David Reich, ha demostrado que, en el pasado de nuestra especie, existió la hibridación entre los ancestros del chimpancé y los ancestros del humano en un período de tiempo de unos 4 millones de años. Una vez que ambas especies tomaron rumbos separados en forma definitiva hace 6 millones de años como máximo, la hibridación cesó. Pero podría ser que la distancia genética no sea tan amplia. De hecho la interfertilidad e hibridación entre las distintas especies de homínidos a sido una constante a lo largo de la evolución humana. Es un hecho demostrado que dos especies de homínidos, el Homo neanderthalensis y el Homo sapiens, produjeron híbridos. Si, como sugieren las nuevas evidencias genéticas, los chimpancés y bonobos están demasiados próximos al género Homo (tanto que se ha propuesto incluirlos taxonómicamente en el mismo), entonces podría existir cierta interfertilidad entre seres humanos y chimpancés.

Imágenes:
http://polls-polarb-com.a.ssl.fastly.net/000/092/430/92430-1-large-0bcc14b25469aa1d.jpg
http://i1.sndcdn.com/artworks-000025185619-qgripm-crop.jpg?d53bf9f
http://hauntjaunts.net/blog/wp-content/uploads/2011/04/humanzee.jpg
http://tejiendoelmundo.files.wordpress.com/2010/02/oliver_chimpance2.jpg
http://tejiendoelmundo.files.wordpress.com/2010/02/oliver_humanzee.jpg
http://cdn.digitaltexan.net/wp-content/uploads/2012/06/Oliver-01.jpg


Sobre investigación del Broad Institute
http://www.tendencias21.net/Humanos-y-chimpances-se-cruzaron-durante-4-millones-de-anos_a1005.html