sábado, 29 de diciembre de 2012

LOS PIGMEOS AFRICANOS







Con una esperanza de vida bajísima, oscilante entre los 15 y los 24 años, y una estatura muy pequeña (menos de 1,50 m.), los pigmeos centroafricanos constituyen un residuo de poblaciones arcaicas adaptadas a la vida en condiciones extremas. Se estima que se separaron del tronco común de la humanidad moderna hace 70.000 años, constituyendo la segunda divergencia más antigua después de los koisánidos. A su vez existe una bifurcación entre los grupos pigmeos orientales y los occidentales que se efectuó hace 20.000 años. La presión genética tendiente a una temprana madurez reproductiva habría influido en la mutación que afecta al tamaño de las poblaciones pigmeas aisladas en las selvas ecuatoriales, según ciertos investigadores.
Los pigmeos africanos se dividen en los grupos orientales twa y mbuti y los grupos occidentales binga y bongo. Los twa (o batwa) comprenden grupos en Ruanda, Burundi, Congo, Uganda y Angola. Los mbuti (o bambuti) están dispersos en R.D. Congo y Uganda, y están constituídos por los siguientes grupos étnicos: mbuti, tchua, asoa, kango o sua y efé. Los binga o babinga viven en R. Congo, Camerún, República Centroafricana y Gabón; comprenden los grupos étnicos aka, baka (formados por los subgrupos baka, ganzi y ngondi), bedzan (subgrupos bedzan y tikar), koya y gyele. Los grupos bongo o babongo, habitantes de Gabón y R.Congo, están conformados por las etnias tsogho, teke y kaningi.
Un estudio muy reciente de los SNPs de 70 pigmeos de tres grupos distintos de Camerún (comparados con
los de 60 individuos de tres grupos bantúes vecinos), publicado el 26 de abril de 2012 en PLOS Genetics, a cargo de la genetista Sarah Tishkoff de la Universidad de Pennsylvania, sugiere que la baja estatura de los pigmeos es más bien un efecto colateral de la selección natural. Un SNP (Single Nucleotide Polimorphism) es una variación o "polimorfismo" de un nucleótido simple, o sea una alteración que afecta a una base de la secuencia del genoma. En efecto los genetistas identificaron en los grupos pigmeos genes que producen inmunidad a enfermedades como el bocio, la malaria y la tuberculosis.  Un SNP en particular del cromosoma 3, llamado CISH, desconecta el gen receptor de la hormona del crecimiento, si bien su función principal es aumentar la inmunidad ante enfermedades infecciosas. La teoría expuesta por los investigadores es que los cambios genéticos tendientes a proteger a los grupos pigmeos de la alta exposición a enfermedades ha afectado su crecimiento.
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario