HELMEI: EL HOMBRE ANTERIOR










El Hombre de Helme hace alusión, según algunos de los tantos detractores de la especie Homo helmei, al capitán R. E. de Helme, financista de las excavaciones del zoólogo Thomas F. Dreyer en Florisbad, Bloemfontein, Sudáfrica en la primavera de 1932. Datado recientemente en 259.000 años (con test de resonancia de spin electrónico efectuado en 1996 a muestras de esmalte de muela de juicio asociada al cráneo) presenta similitudes y no pocas diferencias con los cráneos de Kabwe, Saldanha y otros incluídos en el taxón rhodesiensis. Tiene una capacidad de 1350 cc.


No obstante la controversia se desató de inmediato. El Hombre de Florisbad fué definido indistintamente como un Homo sapiens arcaicus, rhodesiensis o heildelbergensis, pero Günter Braüer propuso darle entidad al grupo o especie helmei. Lo consideró el ancestro directo del Homo sapiens. Robert Foley y Martha Mirazón Lahr,  lo asociaron con industria antecedente del Modo 3 avanzado. En efecto se ha intentado establecer una suerte de evolución de culturas líticas "pre-levalloisienses" en África a partir incluso de la fase Stellenbosch de Sudáfica (según C. van Riet Lowe, 1945), coincidente con el Achelense antiguo de Ubeidiya (próximos al millón de años). Hace 500.000 años se desarrollaba en Levante las culturas achelenses de Banat Yacub y Lantamne y hace 250.000 años las de Gharmachi y Mugharet et-Tabun, con características propias y diferenciadas del achelense pleno africano. Hace 200.000 años el Yabrudense israelí coincide con el Fauresmithiense africano-oriental. Las culturas presuntamente "pre-Levallois" (coincidentes con la técnica Victoria-West, presente desde Sudáfrica hasta Uganda y la industria Tipo Kerkaz de Argelia, o la técnica norteafricana de Tabelbala-Tachengit) se asocian a restos de arcaicos o helmei. En realidad existen multitud de técnicas achelenses complejas que no guardan relación con el Modo 3 europeo de Levallois.
Las paleoantropólogas Sally McBrearty y Allison Brooks, luego también Phillip Rightmare, terminaron de dar entidad a la nueva especie incorporando nueve fósiles más a la misma. Además han señalado que poseen una mezcla de características modernas y otras regresivas que recuerdan a ergaster e, incluso, a rudolfensis.
En realidad es muy probable que los fósiles atribuídos a helmei no sean más que subespecies diversificadas de Homo sapiens. De todos modos se ha mantenido esa denominación sólo para el caso del Hombre de Herto (Homo sapiens idaltu) y también, según muchos autores, para el Hombre de Kibish. Algunos autores han señalado que existen diferencias o variaciones entre los grupos llamados helmei (y a veces rhodesiensis tardíos) del Maghreb, de Israel, de África oriental (incluyendo Etiopía) y de África austral. Por ejemplo los maghrebíes recuerdan a los israelíes. Los sudafricanos han sido comparados con los australoides. De todos modos parece claro que, físicamente, los tipos helmei podrían pasar perfectamente como Homo sapiens.

En África oriental se añade a helmei el cráneo descubierto en 1976, LH18 (Laetoli Hominid18), de Ngaloba, Tanzania.con 120.000 años promedio (o 150/90.000). Presenta relieve supraorbital poderoso y contínuo, paredes craneales gruesas y una capacidad de 1350 cc.También el cráneo de Singa, Sudán (incompleto, y considerado como patológico). Los fósiles de Kibish, Etiopía (Omo 1 y 2), hallados en 1967 por Richard Leakey, que fueron datados en 195.000 años por el método Argón/Argón; anteriormente se lo había datado en 130.000 años (el cráneo Omo1 tiene rasgos modernos, cráneo redondeado y mentón, el Omo2 tiene rasgos más arcaicos; capacidad de 1400 cc los dos; han sido incluídos en Homo sapiens). El cráneo KNM-ER 3884 de Koobi Fora fechado en 270.000 años. El cráneo CE 11693 de Eliye Springs, Kenya, hallado en 1983 (asociado a LH18 y Omo1). Podríamos incluir aquí el maxilar con premolares y molares de Oued-Dagladé (Djibouti).
Los restos norteafricanos asociados a helmei son: Jebel Irhoud (Marruecos), restos de 5 individuos (calota craneana de adulto, mandíbula, húmero e ilion de un niño) hallados en 1961. Datados en  200/190-120.000/80.000 años. El fósil Jebel Irhoud I (cráneo completo de 1305 cc y cara muy moderna; presenta torus supraorbital contínuo) recuerda algunos restos de Medio Oriente. También incluimos aquí la hemimandíbula asociada a industria achelense de Littorina Cave, Sidi Abderrahman, con 200.000 años, la mandíbula de Qebibat (Marruecos), con 250.000 años y los restos líticos de la cueva de Haua Fteah (Libia) datados en 120 y 80.000 años. En Sudáfrica, además del cráneo de Florisbad, se agrega la mandíbula asociada a industria lítica, de 200.000 años de Cave of Hearths (Cueva de los Hogares) y los rastros de consumo de mariscos asociados con arcaicos, fechados en 150.000 años, de Pinnacle Point.
En Israel se incluye en este grupo al fragmento de cráneo y malar derecho de Zuttiyeh, Galilea, fechado entre 157 y 106.000 años (incluso se han propuesto fechas estimativas de 250.000 años). El cráneo en cuestión presenta rasgos muy modernos (por ejemplo la frente levantada) en tanto que exhibe un torus supraorbital, si bien no muy exagerado. El fémur de Tabun, en el Nivel Eb de Monte Carmelo y el fémur y restos de esqueleto axial de Karain, Turquía, son imprecisos y se los fecha en el entorno de los 150/100.000 años. Por cierto que los restos de Israel, generalmente asociados a industria achelo-yabrudiense (levantino-orientalmediterránea), han sido considerados mucho tiempo como neanderthalensis. Tal filiación ha sido discutida dado la gran cantidad de rasgos "híbridos" que presentan los restos. Parece un hombre moderno con rasgos "arcaicos", no un neanderthalensis típico. La dificultad de datar lor restos y el hecho de que se trate de un fósil muy fragmentario dificultan las investigaciones.




Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

PASHTUNES: UN PUEBLO DE HERMOSAS MUJERES

LOS PIGMEOS DE MONTAÑA DE NUEVA GUINEA

PITHECANTHROPUS: HOMO ERECTUS ERECTUS