lunes, 26 de diciembre de 2011

HOMO RUDOLFENSIS: UN HOMO QUE NO TERMINA DE CONVENCER








En 1972 un miembro del equipo de Richard Leakey llamado Bernard Ngeneo, encontró en Koobi Fora, a orillas del lago Turkana, un cráneo problemático estimado en 1,88-90 millones de años de antigüedad, llamado KNM-ER 1470. Inicialmente se lo consideró parte de los fósiles de la especie Homo habilis. En 1986 Valerii P. Alexeev propuso que se trataba de una nueva especie a la que bautizó como Pithecanthropus rudolfensis. Luego lo rebautizó como un Homo. Sin embargo la polémica continuó hasta hoy en día. En 1999 Wood & Collard lo rebautizan como Australopithecus rudolfensis. A partir del descubrimiento del Kenyanthropus platyops por Meave Leakey en 1999, ésta propone crear la especie Kenyanthropus rudolfensis en 2001. Finalmente en 2003 Tobias concluye que se trata de un Homo habilis.
En 1991 se encontró en Uraha, Malawi, un maxilar inferior (UR 501) de 2,4-2,5 millones de años atribuído a la especie rudolfensis. La idea de que se trata de una especie de Homo contemporánea de habilis se ha abierto paso en la mayor parte de la comunidad científica especializada. Los restos llamados KNM-ER 8 19 hallados en 1971 en Koobi Fora también fueron adjudicados a la nueva especie (también la mandíbula KNM-ER 1802).
Sus características físicas son las siguientes: capacidad craneana de 750 cc. (Timothy Bromage, antropólogo de la Universidad de Nueva York estimó en 2007 que la capacidad craneana de rudolfensis es de 526 cc.), mandíbula y dientes grandes, con esmalte grueso y raíces y coronas complejas (comparables con robustus), estatura de 1,5 m. y peso de 52 kilos (estimado para los individuos machos), cara ancha y achatada (la parte superior más delgada que la parte media), región supraorbital y malar muy larga, profunda e inclinada hacia adelante.
Al parecer el rudolfensis aparece asociado a industria lítica olduvayense inicial (piezas talladas y lascas de la Formación Shungura, Río Omo, y Koobi Fora). Habría vivido entre los 2,4 y 1,9 millones de años. Se ha sugerido que desciende del Kenyanthropus y que es el antecesor del Homo ergaster. Claro que no todos los expertos comparten esta teoría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario