KARABO: AUSTRALOPITHECUS SEDIBA. LA NUEVA ESTRELLA


"Sediba" significa "manantial" en idioma sesotho. Es el nombre con el que Lee Berger, profesor de biología evolucionista en la Universidad de Witwatersrand (Johannesburgo, Sudáfrica), bautizó a la supuesta nueva especie de Australopithecus al presentarlo en la revista Science en 2010. Precisamente el hijo de Berger, Matthew, descubrió el 15 de agosto de 2008 una mandíbula de la nueva especie. Poco después se encontraron restos de dos individuos en Malapa (la Cuna de la Humanidad), una hembra adulta de 20 o 30 años, y un niño macho de 11 o 13 años popularizado como "Karabo" ("la respuesta").
El sediba despertó una gran euforia en parte de la comunidad científica que lo consideró el ancestro directo de Homo. Por supuesto que reaccionaron aquellos partidarios de que tal filiación debe ser atribuída a Kenyanthropus. Y también aquellos que no aceptan ninguna de las dos filiaciones. 
Sediba está datado entre 1,97 y 1,75 millones de años. Presenta características algo desconcertantes, mezcla de modernidad y primitivismo. Su capacidad craneana es de 420-450 cc. Sus manos evidencian claramente que poseía un grado de habilidad superior a los primeros Homo, y una capacidad evidente de manipular objetos con gran precisión además de trepar a los árboles con suma destreza. Presenta un pulgar extra largo y dedos fuertes. Su cara es muy moderna, con nariz pequeña. Tiene dientes pequeños. Sus piernas son largas. pero sus brazos también son largos y sus pies de aspecto primitivo.En cambio la pelvis es de aspecto moderno. Su pie presenta un tendón de Aquiles y un arco similar al de sapiens y talón y espinilla como de chimpancé.

Se ha dicho que el sediba es una especie de "estrella" de la antropología por varias razones. Una de ellas es que los análisis de los restos, que tanto están convulsionando el mundillo paleoantropológico, es financiado por el , en el pasado, magnate de la industria discográfica Richard Branson. La investigación de avanzada es llevada a cabo por tres Universidades (y cinco equipos científicos en forma simultánea): el de la Universidad Witwatersrand, Sudáfrica (Lee Berger, Cristian Carlson, Bernhard Zipfel y Job Kibii), el de la Universidad de Melbourne, Australia (Robyn Pickering) y el del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig, Alemania (Tracy Kivell).








Berger ha sugerido que el sediba es el ancestro directo de Homo ergaster-erectus. Su teoría se sustenta no sólo en las evidencias anatómicas del hominino en cuestión, sino también en el hecho de que algunos autores han dudado de que habilis y rudolfensis (que presentan patrones de desarrollo incluso inferiores a los de un chimpancé, que son de 12 años) sean parte del género Homo. Obviamente no parecen cumplir con el resto de los requisitos exigidos por los expertos para ser Homo: cerebros con capacidad superior a lo 600 cc, estatura superior a los 1,40 m., patrones de desarrollo más prolongados que en los chimpancés, pérdida de la capacidad trepadora y proporciones corporales "modernas". Por otro lado la pelvis moderna del sediba es un claro reto a la hipótesis de que la evolución de la pelvis humana es una respuesta a la tendencia hacia el agrandamiento del cerebro. El análisis del cráneo del sediba evidencia que, pese a su pequeñez, posee una gran complejidad. El sediba parece una mezcla de rasgos de Australopithecus y Homo. Tal cuestión puede interpretarse como que es un ancestro de Homo o una suerte de "callejón sin salida". No obstante la AAAS (American Association for Advancement of Science) ha dado un espaldarazo a las hipótesis de Berger, al concluir que sediba tiene más a su favor que habilis y rudolfensis para ser el antepasado directo de Homo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

PASHTUNES: UN PUEBLO DE HERMOSAS MUJERES

LOS PIGMEOS DE MONTAÑA DE NUEVA GUINEA

PITHECANTHROPUS: HOMO ERECTUS ERECTUS